Como Negros y Blancos

La prohibición de palabras no ha ayudado a combatir al racismo