Izquierda vs. Derecha

El capitalismo generó las riquezas para una sociedad históricamente pobre, la revolución nos ha brindado los derechos sociales para disfrutar y producir esas riquezas


Por Roberto Carlos Tapia

La vida como la conocemos hoy en día, era una utopía tan solo hace un par de siglos atrás. Y no me refiero al desarrollo que trajo la tecnología, la ciencia o la salud, sino más bien al hecho de que la humanidad a través de la historia ha sido mayormente pobre, paupérrima, sin esperanza de una vida larga o progreso alguno, aún peor, sin derechos humanos, y muchos menos sin el poder de elegir al líder de la manada.

El capitalismo generó las riquezas para una sociedad históricamente pobre, la revolución nos ha brindado los derechos sociales para disfrutar y producir esas riquezas. De esto no debería haber duda, pero hay quienes gozan al enfrentar estas dos posturas humanas,  distintivas en terminología (la primera es un sistema económico, la segunda se da a raíz de una ideología política),  y además, mal encapsuladas en dos palabras que tienen al mundo a punto de una guerra civil: derecha e izquierda.

Estos dos términos, sostenidos por las barras bravas llenas de ira, poseen discursos que al llevarse al extremo carecen de sentido común, ofreciendo los mismos resultados autoritarios . Amenazados quienes no escojan entre estos dos bandos polarizados, se ha creado un justo efecto de apatía social hacía la importante y necesaria política, a fin de cuentas, se vive una falta de interés masivo por la organización de nuestra sociedad humana.

Por un lado, los izquierdosos son dueños celosos de una única verdad, como también de un mesías salvador de su dejadez y holgazanería, además, confunden la libertad con el libertinaje convenientemente, “así ya no gozan ellos de las libertades por las cuales muchos dieron sus vidas, y en cambio son sus egos quienes disfrutan de la vergüenza ajena”.  Y ni que decir de los fachos o derechistas extremos, cuya moral se aflija con cualquier viento, aunque realmente ellos quiebran todos los platos a escondidas. Esto sin decir que la derecha conservadora ya de por sí está pasada de moda, su base ideológica nunca se ha basado en producir grandes riquezas, tiran más para al patriarcado individualista y mercantilista, adueñados de granjas con animales fáciles de dominar.

Y qué me dicen del capitalismo desbordado que se roza con esa derecha conservadora, arrasan con bosques a diestras y siniestras sin compasión de Dios. A ver qué diría Él de todo esto, “mis hijos de puta madre matan y torturan a todas mis mascotas y destruyen mi creación”, un abuso de confianza a toda proporción.

Con todo y esto nos vemos obligados a definirnos entre dos conceptos pendulares incrustados en nuestras entrañas. Pero y, ¿cómo se puede denominar una persona que, aunque se considere liberal, y crea en la justa revolución de los derechos humanos, disfrute también del sistema capitalista? ¿En el centro? Da igual, porque sencillamente no aplica la tal derecha e izquierda en la vida cotidiana, cada persona es una fórmula con más o menos de ambas orillas. El gusto por el dinero y la frivolidad no necesariamente subsisten a cuestas del sufrimiento ajeno.

¿Quién gana con todo esto? Los líderes emprenden la guerra entre sus dos tribus, pero solo si ellos no meten sus manos al fuego. Así quién no escoge bando.  La nueva revolución será la misma de siempre, pero esta vez que sí se cumplan sus objetivos, sin juegos sucios. La riqueza que se ha producido en el último siglo, hace rato pudo haber resuelto mucho de los problemas que hoy padecemos. Brindar un sistema de salud avanzado, o una educación básica para todos los niños(as) de cada nación, o tan siquiera apaciguar la desproporcionada desigualdad social que sufre la humanidad.

Lo primordial es acabar con este frenesí de discusiones que solo dividen y generan indolencia social. Conforme se produce riqueza, se debe solventar la pobreza que entorpece al desarrollo, de una vez y sin bombos ni platillos. Si el capitalismo necesita mejorías, pues acaso quién o qué en esta vida no lo necesita. Eso no es mentarle la madre a nadie. Todo en la vida es idóneo a la reinvención. Mejorar nuestra sociedad como nunca se soñó ni hace 200, 500 o 1000 años atrás cuando la pobreza reinaba en la tierra. Después de todo, los humanos fuimos creados a imagen y semejanza por un Ser infinito, lo que quiere decir que estamos diseñados para ser cada día mejor, cada vez más capaces, más intelectuales, más productivos, en definitiva, más evolucionados. Y esto incluye a quienes se sientan de derecha o de izquierda.

Imaginar un sistema socioeconómico renovado y más efectivo, suena a cuento utópico cuando se ignora la capacidad humana. Ahora que la humanidad ha generado la riqueza, y reconoce sus derechos sociales, debemos dar el siguiente paso para la evolución humana, uniendo lo más favorable de las dos tendencias, y sin tanta charlatanería .

 

 

 

 

Una respuesta a “Izquierda vs. Derecha

  1. Ciertamente, nos venden la idea de que solo podemos hacer parte de un solo cambio, hoy en día o eres de derecha o eres de izquierda ( cosa absurda), no hay lideres que tomen la rienda y nos muestren otro camino.

    Por un lado el capitalismo desbordado que amenaza acabar con nuestro mundo si no le ponemos un pare reestructurando su forma de aplicación; del otro una izquierda con antecedentes nefastos en temas económicos y sociales, La verdad, actualmente no se sabe que es peor. a mi forma de ver, somos nosotros quienes decidimos que rumbo tomar, debemos exigir cambios reales que conlleven al mejoramiento de nuestro planeta, debemos tomar conciencia ecológica y acabar el despilfarro.

    Estos cambios tan anhelados deben venir en las próximas generaciones, las actuales nos tienen inmersas en la ignorancia y atraso social, hoy en día la educación ha cambiado y va encaminada a un mejor proyecto social y económico que vaya de mano con el bienestar ecológico del planeta.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s