Bird Box, el arte de lo que no se ve ★★☆☆☆

Bird Box sólo será nominada a mejor meme del año.


tomas freites
Por Tomás Freites
square-twitter-512 @frid22

Es probable que en este artículo encuentres referencias a la trama de Bird Box, dirigida por Susanne Bier. Y aunque estas revelaciones pueden arruinar algunas sorpresas, no creo poder arruinar esta película más de lo que ya lo está.

Soy una de esas personas que cuando algo se pone de moda, y todos intentan empujártelo por la garganta para que tú también lo consumas, ya no quiere saber qué es. Les pasa a muchos con Game of Thrones o La Casa de Papel. El hecho de que la obra tenga efervescencia popular entre las masas, nos repele de entrada. Con una de las últimas películas originales de Netflix, me iba pasando lo mismo. Al final, la curiosidad mató al gato.

A Bird Box llegué por una avalancha de memes que equiparaban el drama de Sandra Bullock, causado por hecho de tener que ir vendada por buena parte de la película, con escenas de porno gay sadomasoquista en donde a los actores les cubren los ojos. Encima de eso, Netflix sabe vender bien sus cosas, y por más que evité hacer click en el cartel de la película, la presión por saber de qué hablaba todo el mundo fue demasiada. Una noche dejé mis reservas a un lado y, junto a un ‘chuzo desgranado‘ y una Coca Cola, me lancé a lo desconocido.

La estricta madre de dos niños, Malorie (Sandra Bullock), tiene la misión de llevarlos a salvo del siniestro mal que ha llevado al suicidio a la raza humana, en un desesperado y arriesgado plan, por su puesto, que requiere tener los ojos vendados. Por medio de continuos flashbacks, la directora Bier decide narrarnos el inicio del mal; ahora Malorie, cinco años atrás en avanzado estado de embarazo, será quien enfrente la llegada de esta epidemia, junto con quien criaría su hijo, Jessica (Sarah Paulson). Todo parecía ir muy bien, pero a los pocos minutos de película, la curiosidad por descubrir el origen del mal, se disipaba y se volvía desencanto.

La primera desilusión (bastante banal, en verdad) fue darme cuenta que Malorie y Jessica eran hermanas, y no una pareja de lesbianas a punto de criar un bebé, como pensé en un principio, incrédulo y emocionado por ver algo poco común en una trama post-apocalíptica.  Más adelante, el universo de la historia se torna como World War Z: un caos vehicular provocado por transeúntes aparentemente infectados por algo misterioso, que causan una sinfonía de muertes que no puedo evitar vincular con Final Destination, es decir, sanguinarias y muy cómicas.

Pronto, la película, que se propone como una historia basada en la imposibilidad de ver, se convierte en la típica trama de supervivencia zombie: personas encerradas a las que se les acabarán la comida y el agua pronto, y que se verán obligadas a salir a enfrentar a humanos infectados por algo misterioso. Conforme avanza la historia, todo parece un concurso de la gallinita ciega con un poco del de ‘Frío y Caliente’. Como en los juegos de niños, tu vida dependerá de qué tan bueno eres jugando al ciego. Ray Charles y Stevie Wonder habrían hecho una gran dupla aquí, y sobrevivido a esta versión del Fin del Mundo sin mayores complicaciones. Pero nos tocó Sandra Bullock y John Malkovich, así que el resultado es muy distinto.

Lo que comenzó como una búsqueda de misticismo y el acecho de la muerte, terminó siendo una película de domingo, de acción violenta y azares inconexos. El final, que pudo redimir varias cosas, en cambio, es un momento zalamero y sentimentalista, que no resuelve dudas y que, en cambio, parece abrir una nueva trama maternal y esperanzadora totalmente gratuita. Cuando rodaron los créditos sobre el fondo negro, solo pude sentir decepción. Debí dejarme la venda puesta y no haber visto la película. Para tratar de ser un poco menos duro, diré que Bird Box es una buena película para ver mientras comes algo rápido antes de salir, o para dejarla correr mientras miras el celular y te quedas dormido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s